La salud mental en los deportistas ha tomado gran relevancia. Alexa Moreno, primera mexicana en ganar una medalla en un certamen internacional de gimnasia (Mundial 2018 en Doha), recalca que los atletas se enfrentan a todo tipo de situaciones psicológicas adversas.

Es una cosa muy importante que apenas se le está dando la importancia que merece. Nosotros enfrentamos todo tipo de situaciones psicológicas adversas que nadie se lo podría imaginar, de todo tipo. O sea, desde frustración, desesperación, lesión, la autoconfianza. De repente uno cae en hoyos que no está fácil salir de ahí y necesitas herramientas para poder seguir adelante y muchas veces no las tenemos”, mencionó la originaria de Mexicali, Baja California, en entrevista con Excélsior Digital.

“Los que han sido campeones olímpicos de antes, venían siendo cinco años campeones mundiales seguidos y llegan a los juegos y dices ‘guau, va ganar’. Todo mundo piensa que va a ganar todo y entonces empiezan a sentir la presión de que tienen que ganar todo. Era una presión que antes no habían sentido hasta ese momento. Tienes que mantener mucho las emociones a raya para no perder tu concentración al momento de estar haciendo lo de tu deporte, ya sea la rutina o la mera competencia“, agregó Alexa Citlali Moreno Medina (8 de agosto de 1994).

La Organización Mundial de la Salud propone la salud mental como “un estado de bienestar en el cual el individuo se da cuenta de sus propias aptitudes, puede afrontar las presiones normales de la vida, puede trabajar productiva y fructíferamente y es capaz de hacer una contribución a su comunidad”.

“La verdad es que todo esto es muy complicado porque no es nada más, no sé, fe en ti mismo. Luego viene ‘es que tiene bloqueo mental porque en esta competencia no me fue bien y después de ésta ya nunca no me fue bien en eso específico’. O algún temor que te surge de la nada o combinar como presiones externas mientras estás tratando de seguir adelante y llegar a un Mundial. Es un mundo, abarca muchas cosas y no es fácil hablar de ello. Lo bueno que ya se está hablando de esto y esperamos que haya más apoyo de ese lado porque la gente no le da la importancia verdadera y, es más, ni los mismos entrenadores le dan la importancia que es”, indicó la bajacaliforniana, que obtuvo su primera medalla de oro en 2010, durante el Campeonato Pacific Rim.

Alexa Moreno también ostenta en su palmarés una medalla de plata en salto de caballo que ganó en la Copa del Mundo de Gimnasia Artística que se llevó a cabo en Anadia, Portugal, en 2016.

A VECES NO SE LES DA EL VALOR QUE MERECEN

Como atletas han cumplido varios ciclos y participado en diferentes competencias, entrenamientos. Se puede pensar que, porque se dedican a ello, les debe de salir todo perfecto, pero se olvida el factor humano.

Hay muchos factores que se involucran y las circunstancias de cada competidor son distintas. Ni siquiera con las mismas que compito sé; a lo mejor una trae desgarrada la pierna y se está aguantando y no tengo la menor idea, a lo mejor alguna tiene algún familiar enfermo y tampoco voy a tener la menor idea, no sé, son sus propias vidas y nadie sabe lo que están afrontando, cada quien tiene sus propios obstáculos y pues tienen que afrontarlos en su propia manera. Lo malo es cuando los demeritan”, mencionó.

“ESTABA MUY NERVIOSA”

En la primera competencia de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Alexa Moreno estaba muy nerviosa, pero las repeticiones positivas hicieron que las competencias se vuelvan más fácil.

Depende la competencia. Si normalmente estás bien preparado, realmente no tienes mucho que dudar. Es más, como enfrentarlo, pensando técnicamente lo que ya sabes, recordar lo que sientas. Las repeticiones positivas hacen que la competencia se vuelve súper más fácil.

Esta vez, la primera competencia estaba más nerviosa, la verdad que sólo quería pasar a la final, me valía que fuera la octava, pero quería pasar a la final y era lo único que quería. Tuve muchas dificultades todo el año para que me saliera el salto porque con altas y bajas con todo tipo, que me lesioné aquello, que me dio tifoidea, todo me pasó.

Una incertidumbre tremenda como un mes antes que no sabía cómo me iba a venir porque no podía ni correr, entonces ya que pasé a la final, dije ya. La verdad la competencia lo hice lo mejor posible, todo lo que sucedió, como iba preparada, hice todo lo que estuvo en mi mano y ya con eso dije: ‘ya con esto no importa lo que pase después’”, recordó.

“TENÍA UNA SEGURIDAD”

Alexa Moreno tuvo una participación histórica en Tokio 2020, quedando en cuarto lugar en la final del salto de caballo con una puntuación de 14.716, mientras el bronce fue para la coreana Yeo Seojeong con 14.733, tan sólo .017 décimas la separaron de la presea.

Después de acceder a la final, dijo “el día de la final todo va a salir bien, no importa. ‘No me salga toda la semana, me va a salir bien’. Tenía una seguridad, nada más me estaba autoconvenciendo, tenía así de que adentro de mi ser, dije ‘sí me va a salir, todo va a salir perfecto’. Entonces estaba muy tranquila y los entrenamientos me estaban yendo pésimo, no me estaba saliendo nada, estaba estresadísima.

Más que nada me estresaba porque todo el mundo estaba haciendo lo que tenía y a mí no me salía nada. Bueno, pero el día de la competencia va a salir, no hay problema, y tengo una confianza, no sé de dónde la saqué y el día de la competencia dije ‘ahorita el calentamiento que me salga, el de las dos horas antes, ya con ese con que caiga parada ya la hice en la competencia”, rememoró una sonriente Alexa Moreno.

ald





Source link