Tras su triunfo electoral en 2018, el presidente Andrés Manuel López Obrador contempló la posibilidad de generar una nueva Constitución, sin embargo, considero que el proceso sería demasiado desgastante.

En su discurso en la conmemoración del 105 aniversario de la promulgación de la Constitución, el titular del Ejecutivo dijo que en lugar de convocar a un Constituyente optó por proponer reformas constitucionales.

Se hacía necesaria, después de nuestro triunfo proponer una nueva Constitución, lo pensamos, porque todas las reformas que se hicieron en 36 años fueron para ajustar el marco legal en beneficio de las minorías, no para defender al pueblo. “Imagínense lo que hubiera costado una nueva constitución, nos hubiera desgastado, nos hubiese confrontado, no hubiésemos avanzado. Optamos por reformar, buscando equilibrios”, señaló el presidente López Obrador.

A la fecha,  el titular del Ejecutivo ha presentado y logrado la aprobación de diversas reformas en materia de programas sociales, combate a la corrupción, materia fiscal, austeridad, etcétera.
Recientemente presentó al Congreso, la propuesta de reforma al sector eléctrico, que se discute en parlamento abierto; y están pendientes de ser enviadas la de materia electoral y la adhesión de la Guardia Nacional a la Secretaría de la Defensa Nacional.

Dijo que durante el periodo que calificó  como neoliberal, se impulsaron reformas que sólo beneficiaron a los sectores más favorecidos económicamente, y no al grueso de la población.

En la conmemoración realizada en el Teatro de La República, en Querétaro, el presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldivar, llamó a no denostar a la Carta Magna.

Los compromisos de nuestra constitución son también un instrumento de paz, un espacio de diálogo para resolver el conflicto social sobre la base de una tradición compartida, hablando a través de la Constitución y no en contra de ella. Llevar a la realidad nuestra Constitución y sus promesas de justicia, hacerla tangible en la vida cotidiana a la gente es una exigencia básica de dignidad humana y es nuestra más alta responsabilidad”, recalcó el presidente de La Corte.

En el acto solemne realizado en el mismo teatro en que se discutió la Constitución de 1917, también tomaron la palabra la presidenta del Senado, Olga Sánchez Cordero; el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Gutiérrez; y el gobernador de Querétaro, Mauricio Kuri.

Acudieron, además, integrantes del gabinete presidencial entre los que se encontraban el Canciller, Marcelo Ebrard, la Secretaria de Bienestar, Ariadna Montiel; de Gobernación, Adán Augusto López; de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval; de Marina, Rafael Ojeda; y de Seguridad, Rosa Icela Rodríguez.

Entre los gobernadores que acudieron estuvieron, la Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia, Sheinbaum; del Estado de México, Alfredo del Mazo; de Hidalgo, Omar Fayad; de Sonora, Alfonso Durazo; de Colima, ïndira Vizcaíno; de Campeche, Layda Sansores; entre otros.

Además, acudieron titulares de organismos autónomos, senadores y diputados federales.





Source link