CIUDAD DE MÉXICO. La obra plástica del artista mexicano Rafael Cauduro (Ciudad de México, 1950) no es hiperrealista, sino más bien la creación de un fabulador que desarrolló sus técnicas propias para desmenuzar temas como la injusticia, el tiempo, la calle, el deterioro, la trascendencia, los sueños, el collage y la discapacidad.

Así se puede apreciar en la exposición Un Cauduro es un Cauduro, (es un Cauduro) en el Colegio de San Ildefonso, integrada por 161 piezas de mediano y gran formato, prevista como la retrospectiva más importante dedicada al creador en los últimos 20 años, la cual permanecerá abierta al público del 24 de febrero al 26 de junio.

Esta exposición es, posiblemente, una de las más importantes en la trayectoria del artista. Aquí van a encontrar piezas nunca expuestas, que forman parte de su colección personal y algunas otras que no se habían visto desde 1995 en la exposición del Palacio de Bellas Artes”, comentó ayer Liliana Pérez Cano, directora de la Casa Estudio Rafael Cauduro y esposa del artista, durante el recorrido previo por la muestra.

 

La obra de Rafael, agregó, “forma parte del paisaje urbano y artístico de la Ciudad de México con sus murales en la Suprema Corte de Justicia, titulada Los siete crímenes mayores, así como en el mural del Metro Insurgentes titulado Escenarios subterráneos; y el en Edificio Cauduro de la Condesa con la pieza El condominio”.

Pérez Cano recordó que en 1994 conoció al artista. “Tuve la fortuna de conocerlo profundamente, al ser su esposa y tener dos hermosas hijas con él, Juliana y Elena, además de ser su musa en varios cuadros como El embarazo, que verán en la exposición, donde plasmó la noticia de ser padre; o en la serie de Salomé, que formó parte de la escenografía y del vestuario de la ópera homónima” que se presentó en Bellas Artes, en 1999.

Y aseguró que la idea de la retrospectiva surgió a finales de 2019 para celebrar el 70 aniversario de Rafael Cauduro –postergada por la pandemia–, con sus más de cinco décadas de trayectoria, “a lo largo de las cuales creó piezas profundas e interesantes, con técnicas nuevas, como óxidos, resinas y fibras de vidrio. Es un alquimista de la materia”.

Durante el recorrido también habló Elena Cauduro Pérez, hija del artista, quien presentó un retrato íntimo de su padre: “Nunca te acostumbras a salir de tu cuarto por un vaso de agua a las dos de la mañana y encontrar el nuevo cráneo que (tu papá) hizo el día anterior. Para mí, (Rafael) no es el maestro, sino la persona con mayor capacidad de asombro en mi vida, alguien que puede apreciar hasta los más mínimos detalles y quien me enseñó a asombrarme por la complejidad de una arañita”.

 

 

Y apuntó: “Él me decía que la arañita tiene una vida y se esfuerza mucho por hacerla. Y pensando en ese recuerdo, veo que él siempre luchó por lo que creía, por darle una voz a quien no la tenía y nunca dudó en pelear por sus preocupaciones, que son los temas que hoy todos hablamos, como la trata de blancas, la migración, la discapacidad, la injusticia y muchos más. Al final, sólo somos memoria y estas 161 obras son las memorias de mi papá”.

Finalmente, Alesha Mercado, curadora de la muestra, dijo que el conjunto de obra que se expone muestra las diversas aportaciones del artista a las técnicas y a la historia del arte mexicano. “Yo creo que él tiene un gran lugar en la historia del arte mexicano y la muestra nos habla de sus inicios para que entendamos cómo fue desarrollando su técnica y a lo largo de seis núcleos muestra sus distintas etapas y sus obsesiones, lo que le era íntimo y privado, y lo que le era muy querido y sus preocupaciones”.

Y añadió: “Cuando me mencionaron (la posibilidad de trabajar con la obra de) Cauduro pensé lo mismo que la mayoría: en una estética impresionante y su reflexión técnica asombrosa. Pero al estudiar su obra y escuchar sus historias, notamos que hay algo más. Eso me enamoró de este proyecto en el que trabajamos dos años y medio”.

Debe recordarse que, en los años 70, cuando Cauduro inició su periplo en el arte, su técnica fue innovadora, con ese manejo personal de trampantojos y engaños a la mente, que lo convirtieron en un pionero de la técnica, concluyó.

 

cva

 

*En el siguiente enlace encontrarás las noticias de Última Hora





Source link